ACONTECIMIENTOS CELESTES EN ENERO DE 2022

QUÉ VER

Los eventos astronómicos de enero de 2022 empiezan con una bonita lluvia de estrellas: las cuadrántidas. Pero eso no será todo. También disfrutaremos de un gran número de conjunciones para disfrutar aún más de las vistas que nos ofrece el cielo nocturno. Y, como siempre, dispondremos de algunas noches de Luna llena preciosas. Este mes tendrá lugar la conocida como luna de lobos. No deja de ser una Luna llena más, ¿pero acaso hay alguna peor que el resto?

En el hemisferio norte seguiremos en pleno invierno. Además, enero suele ser un mes bastante frío. No obstante, con un buen abrigo, disfrutar del cielo, o incluso fotografiarlo si somos aficionados a la astrofotografía, puede ser un buen plan al aire libre ahora que ómicron plantea un escenario en el que podríamos querer evitar lugares cerrados.

Solo hay que salir, buscar un lugar alejado de la contaminación lumínica y mirar hacia arriba. Prácticamente todos los días el firmamento nos ofrecerá algo interesante que ver. Pero veamos concretamente cuáles son los eventos astronómicos más llamativos que tendremos en este primer mes del recién estrenado año. 

La lluvia de estrellas de las Cuadrántidas

El primero de los eventos astronómicos de enero de 2022 es la lluvia de estrellas de las cuadrántidas, que tendrá su máximo durante la noche del 3 al 4 de enero.

Es una lluvia bastante breve, pues se extenderá del 1 al 5 de enero solamente. Y también muy intensa, ya que se  pueden llegar a ver hasta 40 meteoros por hora, procedentes de los escombros del cometa extinto 2003 EH1. Este año será muy bueno para ver esta lluvia de estrellas, puesto que llega en plena Luna nueva. Esto supone un cielo especialmente oscuro, que hará mucho más fácil ver los meteoros.

 

 

 

 

 

 

 

 

Para poder presenciar el espectáculo basta con buscar un lugar alejado de la contaminación lumínica y armarse de paciencia con la vista fija en el suelo. La radiante de las cuadrántidas está en la constelación del Boyero. Eso quiere decir que parecerá que los meteoros nacen allí. No obstante, pueden verse mirando hacia cualquier punto. 

Conjunciones, las reinas de los eventos astronómicos de enero de 2022

Entre los eventos astronómicos de enero de 2022 habrá muchas conjunciones. La primera jornada será el 4 de enero, cuando tendremos doblete, con una conjunción entre la Luna y Mercurio y otra entre la Luna y Saturno. Después, el día 6, será Júpiter el planeta que posará en el cielo junto a nuestro satélite. 

Tras eso habrá que esperar unos días, hasta el 29 de enero. Entonces, Marte y la Luna formarán una bonita conjunción en el cielo. Y, finalmente, el día 31 despediremos el mes con una última conjunción, de nuevo entre la Luna y Mercurio.

Desde luego, si eres amante de la astrofotografía, tienes ahí muchas noches para captar algo especial en el cielo.

 

 

 

 

Mercurio en su mayor elongación oriental

Pero si te da igual verlos a pares que en solitario, el 7 de enero no te puedes perder la mayor elongación oriental de Mercurio. Será el mejor momento del mes para ver este planeta, que se situará en su punto más alto sobre el horizonte.

Luna de lobos

La Luna llena de estos eventos astronómicos de enero, que tendrá lugar el día 17, es de esas que tienen nombre. 

En realidad tiene muchos, aunque uno de los más comunes es el de Luna de lobos. La bautizaron así los nativos norteamericanos, pues en estas fechas los lobos hambrientos solían aullar fuera de sus campamentos, rompiendo con ello el silencio de la noche.

Azucena Martín

 

Guía del cielo de Enero de 2022: los mejores planetas y eventos astronómicos

Alienaciones planetarias, la lluvia de estrellas de Cuadrántidas y muchas cosas más para descubrir en el cielo nocturno del mes de Enero.

 

Turismo Estelar

Tenemos un Año Nuevo por delante. Para los lectores del hemisferio norte, ya hemos pasado el solsticio de invierno y el punto más bajo del Sol en el cielo, que se alcanzó el 21 de diciembre. Como consecuencia de que el Sol parece ascender lentamente hacia el norte dentro del plano de la eclíptica de nuestro sistema solar (visto desde la Tierra), los días empiezan a ser más largos. Lo contrario ocurre con los lectores del hemisferio sur, que alcanzan su solsticio de verano exactamente en el mismo momento. No importa en qué parte del mundo te encuentres, como siempre, hay mucho que ver en los cielos de este mes.

Te contamos lo más interesante de la Guía del Cielo de Enero de 2022.

Luna 

En esta primera semana del año pasaremos de la Luna a nueva a la Luna creciente. Desde la noche del 4 de enero la vemos muy delgada y con un 5,3% de iluminación, junto a Mercurio y Venus y justo debajo de Saturno en la constelación de Capricornio. Serán necesarios horizontes despejados y condiciones atmosféricas adecuadas para verla bien.

En la noche del 11, la Luna se encontrará cerca de Urano en la constelación de Aries, los dos cuerpos se encuentran a unos 3 1/3° el uno del otro. La Luna servirá como indicador de la posición de Urano la noche del día 11 de enero, si las condiciones atmosféricas son favorables para evitar que el resplandor de la Luna oculte al planeta más débil en luz.

Terminaremos el mes de enero con la Luna a solo un día de la fase Nueva en la Constelación de Capricornio.

Conjunción planetaria

Hemos empezado el años con una hermosa conjunción planetaria, ¡y de cuatro nada menos! El 1 de enero Venus, Mercurio, Saturno y Júpiter se ven alineados a lo largo de la eclíptica sobre el horizonte sudoeste. 

Venus, Mercurio y Saturno apenas serán visibles durante una hora tras la caída del Sol, se esconderán pronto seguidos por Júpiter que también irá perdiendo altura según comienza la noche.

Guía del cielo enero 2022Imagen creada con SkySafari 5 para Mac OS X, ©2010-2016 Simulation Curriculum Corp., skysafariastronomy.com

Venus

Venus será observable en los primeros días de enero. Situado en la constelación de Sagitario, con un enorme diámetro de un minuto de arco, el planeta mostrará una fase iluminada de un diminuto 2,1%, pero con un impresionante brillo de magnitud -4,2 el día 1. La fase del planeta debería verse fácilmente con unos prismáticos de aumento modesto durante este periodo. Sin embargo, Venus se dirige hacia la Conjunción Inferior (entre la Tierra y el Sol), que alcanza el 8 de enero - lo que hará que la ventana de oportunidades para su observación en el cielo nocturno sea extremadamente limitada este mes.

Venus es tan intrínsecamente brillante que, a diferencia de Mercurio, será cuestión de pocos días antes de que sea visible de nuevo, de forma fácil en el cielo de la mañana.

A mediados de mes, Venus todavía tendrá una magnitud de -4,2 y mostrará un disco de un minuto de arco de diámetro, que aunque solo estará iluminado en un 2% en la mañana del día 15, debería ser claramente visible para los madrugadores.

A finales de mes, Venus habrá ganado significativamente en brillo y mostrará una fase creciente casi máxima de -4,6 de magnitud, con un 14,5% de iluminación.

Júpiter

Júpiter continúa su impresionante carrera en los cielos nocturnos durante enero. Con una magnitud de -2,1 al comienzo del mes, presenta un disco de 35 segundos de arco de diámetro y transita aproximadamente una hora antes de la puesta de sol.
Sin embargo, a medida que avanza el mes, la ventana de oportunidad para la observación de Júpiter durante la noche comienza a acortarse rápidamente. El día 15 por la noche, transita un poco antes de las 15:00  horas (TU) y se pone justo después de las 20:00 horas. En este momento, los planetas pueden encontrarse a 38° de separación del Sol.

Para el día 31, Júpiter se habrá atenuado un poco hasta la magnitud -2,0 y mostrará un disco de 33,6 segundos de arco de diámetro. aprovecha enero porque para finales de mes la oportunidad para la observación nocturna de Júpiter estará llegando a su fin.

Guía del cielo octubre bresserImagen creada con SkySafari 5 para Mac OS X, ©2010-2016 Simulation Curriculum Corp., skysafariastronomy.com

Saturno

Situado más al oeste, y por tanto más cerca del Sol, dentro del plano de la eclíptica de su vecino Júpiter, Saturno tendrá una ventana de observación más corta durante enero.

A principio de mes ya hay una pequeña oportunidad para ver el planeta después de la puesta del sol.

Adelantándonos a mediados de mes, Saturno todavía se encontrará en Capricornio con el mismo brillo y diámetro, pero habrá disminuido su separación del Sol. El planeta se pondrá justo después de las 18:00 horas (GMT, desde 51° norte), lo que ofrece a los observadores de nuevo una ventana muy breve para una observación significativa. Más tarde, se perderá en el resplandor del Sol poniente y será muy difícil, si no imposible, de observar.

Encontramos a Saturno el día 31, cinco días antes de la Conjunción Superior (donde el planeta se encuentra detrás del Sol desde una perspectiva en la Tierra) y así el gran ciclo de la joya del sistema solar exterior se reinicia de nuevo. La próxima vez que Saturno llegue a la Oposición será a mediados de agosto de 2022.

Guía del cielo enero 2022Imagen creada con SkySafari 5 para Mac OS X, ©2010-2016 Simulation Curriculum Corp., skysafariastronomy.com

Urano y Neptuno

Los dos gigantes gaseosos exteriores siguen situándose bien para su observación en el cielo nocturno durante el mes de enero. Aunque Neptuno, al estar más al oeste en la eclíptica, se pondrá considerablemente antes que Urano que seguirá más brillante.

Neptuno se encuentra en la parte oriental de Acuario y, con una magnitud de +7,9 y un diámetro de solo 2,3 segundos de arco, requerirá sin duda unos prismáticos o un telescopio para su observación. Aquellos que encuentren a Neptuno, notarán su prominente color azul, que puede ser fácilmente visto de casi cualquier forma de ayuda óptica.

Más al este, en Aries, se encuentra Urano con una magnitud de +5,7, mostrando un disco de 3,7 segundos de arco de diámetro. Aunque técnicamente es un objeto que se ve a simple vista desde un lugar extremadamente oscuro (para aquellos que tengan muy buena vista y condiciones de cielo), es más común distinguir a Urano con prismáticos. Para aquellos que encuentren el planeta de esta manera, distinguirán su disco gris verdoso. Los telescopios de mayor tamaño muestran ocasionalmente algunas bandas en Urano, pero lo más habitual es que se vean bastante borrosas, incluso con instrumentos muy grandes.

Cuadrántidas

La lluvia de meteoros anual de las Cuadrántidas llegará a la atmósfera de la Tierra en las noches del 2 al 3 de enero de 2022. El radiante de esta lluvia solía situarse en la ya desaparecida constelación de Quadrands Muralis - el Cuadrante. La lluvia tiene un pico muy estrecho que puede ofrecer una ZHR (tasa horaria cenital) de 100-120, durante esa noche en cuestión. Esta lluvia de meteoros es activa entre finales de diciembre y mediados de enero, pero en general produce muy pocos meteoros, aparte de la noche del pico. Las condiciones para la lluvia este año no podrían ser mejores, ya que la Luna está en fase Nueva durante esta época.

Las Cuadrántidas suelen ser numerosas, pero un poco más débiles en general que otras lluvias importantes, como las Perseidas de agosto y las Gemínidas de diciembre.
Al igual que la mayoría de las lluvias, solo veremos un porcentaje menor del total de meteoros que la tasa horaria cenital sugiere, desde cualquier lugar. Cuanto más alto esté el radiante en el cielo, más meteoros podremos a ver. En este sentido, las Cuadrántidas vuelven a estar bien situadas para los observadores del hemisferio norte, ya que el radiante (que ahora se sitúa en la parte norte de la constelación de Boyero) está a buena altura durante las primeras horas del día 3.

Ciadrántidas 2017Cuadránidas 2017/ Crédito: D.Padrón/ Stars4all

Maravillas del cielo profundo

En cada número de la Guía del Cielo, el astrónomo Kerin Smith nos recomienda buscar algunos objetos singulares. En esta ocasión nos habla de Canis Major y Minor y algunas bellas nebulosas cercanas.

Canis Minor, el Perro Pequeño, es una constelación compacta, que destaca por su brillante estrella Procyon, que con +0,34 mag es la octava estrella más brillante del cielo. Procyon es una de las estrellas más cercanas a nuestro sistema solar, a unos 11,4 años luz de distancia, lo que la convierte en nuestra 14ª vecina estelar más cercana. Procyon es una estrella binaria, cuyos componentes son la estrella principal A, una estrella blanca de la secuencia principal de tipo espectral F5, y una compañera, B, que es una enana blanca (tipo DA). Las dos estrellas están actualmente separadas por 3,9 segundos de arco, lo que se aproxima a una separación real de 15 UA, aproximadamente la distancia del Sol a Urano.

Guía del cielo enero 2022Imagen creada con SkySafari 5 para Mac OS X, ©2010-2016 Simulation Curriculum Corp., skysafariastronomy.com

Si nos desplazamos hacia el oeste, cruzando la frontera de la constelación de Monoceros, el Unicornio, llegamos a la hermosa nebulosa del Cono y al cúmulo del Árbol de Navidad, NGC2264. La naturaleza de los dos objetos y su relación es difícil de definir. La distancia de la nebulosidad se sitúa a veces a 1.000 años luz, mientras que el cúmulo está considerablemente más lejos, a 2.200 años luz (claramente una distancia demasiado grande para definir fácilmente su relación), otras fuentes los sitúan a 2.700 años luz. Visualmente, parece que el cúmulo emerge de la región nebulosa - ¡si no están relacionados, dan una muy buena impresión de estarlo!

Se ha observado que la estructura interna de NGC2264 cambia rápidamente, aunque esto se observa mejor a través de la astrofotografía. Es el primer objeto fotografiado por el innovador Reflector Hale de 200 pulgadas, en 1949, por Edwin Hubble, que había estado fascinado por este objeto a lo largo de su carrera astronómica.

La Variable de Hubble o NGC2261 puede verse fácilmente como una mancha de luz en forma de abanico similar a la de un cometa en un telescopio de 8 pulgadas.

Guía del cielo enero 2022Nebulosa Variable del Hubble, imagen del HST (procesada por Judy Schmidt). Dominio público

A cuatro grados al sur de NGC2261 se encuentra el espectacular sistema de nebulosas y cúmulos de la Roseta, compuesto por las NGC 2237, 2238, 2239, 2244 y 2246. El cúmulo central de la Roseta, NGC2244, se ve fácilmente con prismáticos y telescopios pequeños y no supone ningún reto para los instrumentos más grandes.

Guía del cielo enero 2022Nébula de Roseta por Mark Blundell.

 

Asociación Astronómica de España