LAS ÚRSIDAS,

LA LLUVIA DE METEOROS QUE SE ENCUENTRA MÁS AL NORTE.

LA LLUVIA DE LA NAVIDAD

2020

Máxima actividad: noche del 21 al 22 de diciembre

Miguel Gilarte Fernández

 

¿Por qué el nombre de Úrsidas?

Se denominan Úrsidas, porque el radiante, que es el punto de choque de los meteoros con la atmosfera terrestre y desde donde parecen proceder para llenar el cielo de meteoros, se encuentra en la constelación de la Osa Menor (en latín; Ursa Minor), que es una constelación circumpolar, es decir, siempre visible y durante todo el año mirando al norte. No en vano contiene la estrella Polar, que nos marca el polo norte celeste. Estrella ésta, por la que durante cientos de años se han guiado los navegantes (Colón entre ellos para llegar a América), ejércitos o cualquier persona que se desoriente durante la noche.

 

Radiante de las Úrsidas, en la Osa Menor, lugar del cielo de donde parecen proceder los meteoros de esta lluvia.

 

Una lluvia muy poco estudiada

Se reportan muy pocos estudios y observaciones de las Úrsidas cada año, algo que no se entiende bien. Muchos observadores de meteoros, dan a esta lluvia, el calificativo de pobre, aunque en las noches de máxima actividad de los años 1945 y 1986, se produjeron fuertes lluvias, también los años 1988, 1994 y 2000, este último año con una estimación de 90 meteoros por hora, lo que la hizo una de las lluvias más importantes.

Como es sabido, las lluvias de meteoros, no se presentan todos los años con la misma cantidad de meteoros, algunas de ellas son predecibles, con fuertes tormentas, donde es posible observar cientos de meteoros por hora, como es el caso de la Leónidas de noviembre.

Es muy importante, seguir a esta lluvia de meteoros la noche del 21 al 22 de diciembre para poder sacar los parámetros oportunos y clasificarla como el resto de lluvias bien conocidas. Teniendo en cuenta la cantidad de meteoros que se observaron en los años indicados, es muy probable que cualquier 21 de diciembre nos sorprenda. 2021, puede ser un gran año, por los motivos que se indican en el apartado siguiente.

 

¿De dónde provienen las Úrsidas?

El 9 de enero de 1790 desde París, un nuevo cometa fue descubierto en el cielo, por Pierre François André Méchain (famoso por haber descubierto 8 cometas y 26 objetos de cielo profundo; nebulosas, cúmulos estelares, etc.), cerca de la estrella Ómicron de Piscis, pero a Méchain, habría que sumarle las observaciones de los famosos astrónomos Charles Messier y William Herschel, que pudieron contemplarlo durante tres semanas.

Debido a el escaso tiempo de observación, los astrónomos no pudieron calcular con exactitud la órbita del cometa, por lo que no se supo si éste era periódico, es decir, si volvería otra vez o se adentraría en las profundidades del Cosmos para no regresar jamás.

68 años más tardes, en 1858, apareció otro cometa, visto por el incansable descubridor de cometas Horace Parnell Tuttle, desde el Harvard College Observatory, en Cambridge, Massachusetts, US, y también lo contempló el distinguido astrónomo alemán Karl Christian Bruhns (Berlin). Gracias a las mediciones que se pudieron hacer de la órbita del cometa, se concluyó que era el mismo que el observado en 1790.  Al cometa se le puso el nombre de 8P/Tuttle.

 

 

El cometa 8P/Tuttle, en verde y a la derecha, a su izquierda la galaxia M 33. Foto tomada el 30 de diciembre de 2007, por Michael Jäger.

Su período orbital, se estableció en 13,6 años. La última máxima aproximación al Sol del cometa (perihelio) fue en 2008 y se pudo ver desde el hemisferio sur con telescopios hasta febrero del mismo año. Volverá al perihelio el 27 de agosto de 2021.

Pues bien, gracias a las partículas de polvo y de hielo que deja en el espacio el cometa, la Tierra colisiona con ellas y se produce la lluvia de meteoros de las Úrsidas.

Cuando un cometa acaba de pasar cerca de la Tierra o el Sol, las partículas que dejan, son mas recientes y abundantes, por lo que es de esperar, que para el paso del cometa 8P/Tuttle en 2021, la lluvia de las Úrsidas sea más notoria.

 

Sus meteoros

Los meteoros de las Úrsidas, son bastante lentos llegando a alcanzar los 33 km/s cerca del radiante, más rápidos lejos de él, comparados con otras lluvias, que alcanzan los 100 km/s y más.

 

¿Cuándo ver las Úrsidas?

La duración de la lluvia de las Úrsidas va desde el 17 al 26 de diciembre, en cualquier caso, la máxima actividad, se registra en la noche del 21 al 22 de diciembre. Ojo, puede haber un máximo también, la noche del 22 al 23 de diciembre.

 

Consejos para observarlas

Lo mejor para ver los meteoros es estar tumbados y bien abrigados durante estas noches de enero. No hace falta ninguna ayuda óptica, tal vez unos prismáticos por si vemos alguna estela persistente; con los prismáticos las podremos ver durante un período de tiempo mayor. Hay que alejarse de las grandes ciudades para evitar la luz.

Como ya sabemos que el radiante está en la constelación de la Osa Menor, tenemos que mirar al N, al NE y al NW ante todo, en esa localización se verá el grueso de meteoros, no obstante es posible verlos en cualquier parte del cielo. Si lo vemos hacia el sur y hacemos retroceder la trayectoria hacia el N y va a parar a la Osa Menor, será una Úrsida.

 

Previsión para su observación en el año 2020

La Luna estará en cuarto creciente, por lo que con la luz que refleja molestará en parte a la observación de la lluvia de meteoros, por lo que es mejor esperar a que se oculte sobre las 12 de la noche. 

 

Asociación Astronómica de España